Archivo por meses: abril 2016

El juego desestructurado

El juego desestructurado es un juego sin instrucciones, un juego en el que las piezas por sí mismas no hacen nada, ni se mueven, ni emiten sonidos, ni tienen luces, ni tienen una finalidad concreta. Son piezas que realmente cobran vida en las manos del niño o la niña.

¿Te has parado alguna vez a observar un rato de juego? Me refiero a observar durante un rato largo, en silencio, sin decir ni hacer nada que interrumpa ese momento. Esto es algo que nosotros hemos aprendido con nuestros hijos, simplemente paramos y estamos, sin prisas, sin mirar el reloj, ni el móvil, sin ninguna otra distracción. Es increíble la inmensidad, la infinidad de su juego, creo que si no fuera por el ritmo diario de la vida, nunca pararían de jugar.

¡¡Estamos tan entusiasmados con este tipo de juguetes que nos hemos puesto a fabricarlos!! Nos encanta su versatilidad, al no tener instrucciones el juego empieza sin tener una finalidad concreta, es decir, va tomando forma a medida que avanza, y los niños entran en un estado profundo de concentración. A veces empiezan simplemente mirando las piezas, desordenándolas sin un sentido claro para nosotros, y a medida que el tiempo avanza, vas descubriendo verdaderas obras de arte.

Creo que una de las cosas que más nos gusta de este tipo de juego es que sirve para un amplio rango de edades, un niño de 1 año posiblemente coja una sola pieza y juegue con ella a llevarla consigo, la olerá, probará su sabor, su textura, la tirará una y otra vez…. puede que con 2 años comience a apilar las piezas, a lo mejor sólo 2 ó 3. A nuestro hijo de 2 años le encanta meterlas en una bolsa, es como su tesoro, se pasea, abraza el juego, lo saca, lo vuelve a guardar…Luego a medida que crecen, o cuando sus cabecitas van estando preparadas, el juego va cambiando, harán construcciones de todo tipo, harán cosas que a los adultos no se nos ocurriría hacer, créanme, en casa nos sorprendemos diariamente con lo que hacen nuestros hijos.

Los juegos sin instrucciones desarrollan la imaginación, la creatividad, plantea continuamente nuevos retos, de equilibrio, de espacio, de resolución de problemas.

Les invitamos a ofrecer a los niños y niñas este tipo de juegos, cojan trozos de maderas por ejemplo, sin mucho sentido, distintas medidas o repetidas, lo que les sea más fácil conseguir, o busquen objetos en la naturaleza (palos, piedras, semillas, bellotas…) Les recomendamos que le ofrezcan a los niños y niñas la oportunidad de crear desde ellos mismos, vamos a observarlos, sin hablar ni interferir, vamos sólo a estar y disfrutar el momento.

IMG_0018